Un día como hoy: Vincent van Gogh brilla en París

En un acontecimiento que trascendería el tiempo, el mundo del arte conmemora hoy el legado inmortal de Vincent van Gogh. Hace exactamente 123 años, el 15 de marzo de 1901, París se convirtió en testigo de un evento que marcaría un hito en la historia del arte: la primera retrospectiva del genio postimpresionista en la galería Bernheim-Jeune. Setenta y un cuadros del legendario pintor holandés fueron presentados al público parisino, desatando una sensación en el mundo del arte.

El impacto de esta retrospectiva no se limitó simplemente a la cantidad de obras presentadas, sino que también reflejó el reconocimiento póstumo que van Gogh tanto merecía. Once años antes, mientras residía en Auvers-sur-Oise, al norte de París, van Gogh había fallecido sin imaginar que su obra estaba destinada a obtener el reconocimiento más allá de sus sueños más audaces. En vida, apenas había logrado vender una sola pintura. Sin embargo, el paso del tiempo reveló la magnitud de su talento y la profundidad de su influencia en el mundo del arte.

Probable foto de Van Gogh (el tercero por la izquierda), en conversación con amigos en 1887. [http://www.thisiscolossal.com/2015/06/is-it-you-van-gogh/]

Nacido en Zundert, Países Bajos, en 1853, van Gogh exploró varios oficios antes de encontrar su verdadera vocación como artista. En lo que se conoce como su “década productiva”, que comenzó en 1880, van Gogh desarrolló su habilidad técnica y se sumergió en la exploración de diversas técnicas artísticas. Su periodo en los Países Bajos fue seguido por una época en París, donde entró en contacto con destacados pintores postimpresionistas como Henri de Toulouse-Lautrec, Paul Gauguin y Camille Pissarro, quienes influyeron significativamente en su estilo.

Durante su estancia en París (1886-1888), Vincent van Gogh compartió vivienda con su hermano Theo, quien trabajaba en una galería de arte y se convirtió en su principal apoyo financiero. Fue en esta ciudad donde estableció contacto con destacados pintores impresionistas y neoimpresionistas, entablando amistad, entre otros, con Cézanne. Durante este período, experimentó temporalmente con la técnica del puntillismo en la mayoría de sus obras parisinas.

En su búsqueda del cálido sol mediterráneo, van Gogh se trasladó a Arlés, en Provenza, en 1888. Fue aquí donde recibió la visita del pintor Gauguin entre octubre y diciembre, un encuentro que desencadenó una serie de trastornos emocionales en el artista. Posteriormente, fue internado en el manicomio de Saint-Rémy, del cual salió en 1890 para instalarse en Auvers, donde finalmente acabó con su vida de un disparo.

A lo largo de gran parte de su vida, van Gogh luchó contra enfermedades mentales, incluida la esquizofrenia y/o sífilis, según la mayoría de los expertos. Sin embargo, encontró en el arte una vía de escape y expresión. Su obra, impregnada de una pasión desbordante y una obsesión por capturar la luz y la vida, lo distingue claramente de los impresionistas, siendo comúnmente reconocido como un artista postimpresionista. Van Gogh veía con los ojos del alma y plasmaba sus emociones con el pincel, creando un legado artístico único que sigue inspirando y conmoviendo al mundo hasta el día de hoy.

A pesar de los desafíos personales y las luchas internas que enfrentó, van Gogh continuó creando con una intensidad sin igual. Su breve pero explosivo período en Arles produjo algunas de sus obras más icónicas, como la serie de girasoles y “El café nocturno” (1888). Sin embargo, su salud mental se deterioró, culminando en el famoso incidente en el que se autolesionó. A pesar de estos desafíos, su legado artístico siguió creciendo después de su muerte.

La retrospectiva de 1901 en París marcó un punto de inflexión en la apreciación del arte de van Gogh, estableciéndolo como uno de los pintores más importantes de la historia. A lo largo de las décadas siguientes, su fama creció exponencialmente, y hoy en día sus pinturas son reconocidas como algunas de las obras de arte más emblemáticas del mundo.


La Luz Perenne de Vincent van Gogh: Un Legado Inmortal

En un rincón del tiempo donde la genialidad y la tragedia convergen, el nombre de Vincent van Gogh resuena como un eco eterno en el vasto paisaje del arte. A lo largo de los siglos, su obra ha servido como faro de inspiración y contemplación, iluminando las mentes y los corazones de aquellos que se atreven a adentrarse en el universo vibrante y tumultuoso que creó. Hoy, en el aniversario de un evento que marcó un hito en su legado, nos embarcamos en un viaje a través de la vida y obra de este maestro incomparable.

La Génesis de un Genio:

Nacido el 30 de marzo de 1853 en el pintoresco pueblo de Zundert, en los Países Bajos, Vincent Willem van Gogh emergió en un mundo lleno de colores y texturas que pronto darían forma a su destino. Desde una edad temprana, demostró una sensibilidad única hacia el arte y la belleza que lo rodeaba, pero su camino hacia la maestría no fue sin obstáculos. Después de una serie de ocupaciones aparentemente mundanas, incluyendo el trabajo como vendedor en una galería de arte y maestro de idiomas, van Gogh finalmente encontró su llamado como artista.

El Ascenso de un Visionario:

La llegada de van Gogh a París en 1886 marcó el comienzo de una nueva fase en su evolución artística. Aquí, rodeado por la efervescencia cultural de la capital francesa, se sumergió en un torbellino de influencias que darían forma a su estilo único. Inspirado por la vibrante paleta de los impresionistas y los postimpresionistas, comenzó a explorar nuevas técnicas y experimentar con la interacción de la luz y el color en sus obras.

La Lucha Interior:

Sin embargo, el camino de van Gogh hacia la grandeza estuvo marcado por la lucha interna y la turbulencia emocional. A medida que su arte se volvía más audaz y expresivo, su mente se sumía en la oscuridad de la enfermedad mental. Los episodios de desesperación y angustia se entrelazaban con momentos de claridad y visión, creando un paisaje emocional complejo que se reflejaba en sus pinturas.

La Danza de los Girasoles:

Uno de los puntos culminantes de la carrera de van Gogh fue su serie de girasoles, que capturó la imaginación del mundo con su vitalidad y energía. A través de estos lienzos vibrantes, el artista buscaba transmitir la alegría y el optimismo que encontraba en la naturaleza, incluso en los momentos más oscuros de su propia vida. Cada pincelada era un testamento a su ferviente deseo de encontrar belleza en el mundo que lo rodeaba.

La Última Puesta de Sol:

El trágico final de van Gogh llegó el 29 de julio de 1890, cuando se quitó la vida en un campo de trigo en Auvers-sur-Oise. Aunque su partida fue marcada por la tragedia, su legado continuó creciendo en los años posteriores a su muerte. Exhibiciones conmemorativas y retrospectivas celebraron su arte, llevándolo de la oscuridad a la luz de la apreciación crítica y popular.

El Resurgimiento de una Leyenda:

El único cuadro que se sabe con certeza que Vincent van Gogh vendió durante su vida es “La viña roja” (también conocida como “La viña roja y la casita”), pintada en 1888. Fue vendida por 400 francos en 1890 a Anna Boch, una coleccionista y mecenas de las artes. Esta venta se llevó a cabo poco antes de la muerte de van Gogh y proporcionó un alivio financiero temporal para el artista, aunque no fue suficiente para solventar completamente sus problemas económicos y emocionales en ese momento.

En 1901, once años después de su fallecimiento (Vincent en vida solo vendió 1 cuadro), París acogió la primera retrospectiva completa de van Gogh en la galería Bernheim-Jeune. Esta exhibición histórica no solo confirmó su lugar en el panteón de los grandes maestros del arte, sino que también marcó el comienzo de un renacimiento sin precedentes en la apreciación de su obra. A partir de ese momento, el nombre de van Gogh se elevó a nuevas alturas de reconocimiento y reverencia en el mundo del arte.

El Legado Viviente:

Hoy, más de un siglo después de su muerte, el legado de van Gogh continúa resonando en la conciencia colectiva de la humanidad. Sus pinturas, con su poderoso lirismo y su profunda humanidad, nos recuerdan la capacidad del arte para trascender el tiempo y el espacio, conectándonos con algo más grande que nosotros mismos. A través de su obra, van Gogh nos invita a contemplar la belleza del mundo que nos rodea y a encontrar consuelo en la expresión creativa, incluso en los momentos más oscuros de la existencia.

En última instancia, Vincent van Gogh fue más que un artista; fue un visionario cuya pasión y determinación cambiaron para siempre el curso del arte moderno. A medida que celebramos este día histórico en su honor, recordamos con gratitud el regalo eterno que nos dejó: un legado de belleza, verdad y humanidad que seguirá inspirando a generaciones futuras.

7 cosas que quizás no sepas sobre Vincent Van Gogh

Traducido de History Escrito porELIZABETH NIX

Descubra más sobre el pintor holandés, incluido lo que hizo antes de convertirse en artista, el lugar inusual donde pintó algunas de sus obras más conocidas y por qué es posible que no haya sido responsable de cortarse la oreja.

1. Fracasó en múltiples trabajos antes de convertirse en artista.

Hijo de un ministro, Van Gogh empezó a trabajar a los 16 años, cuando su tío le consiguió un trabajo como aprendiz en un marchante de arte en La Haya. Continuó trabajando temporalmente en las oficinas de la firma en Londres y París antes de ser despedido en 1876. Posteriormente, trabajó brevemente como maestro de escuela en Inglaterra y luego en una librería en los Países Bajos.

En 1878, fue a Borinage, un distrito minero en Bélgica, y trabajó entre los pobres como predicador laico. Regaló sus pertenencias y durmió en el suelo, pero después de menos de un año en el trabajo, la organización religiosa que patrocinaba a Van Gogh decidió que no estaba hecho para ser pastor y lo despidió. Su próxima elección profesional, la de artista, le haría, por supuesto, famoso internacionalmente, aunque no hasta después de su muerte.

2. La carrera artística de Van Gogh fue relativamente breve.

Cuando su intento de convertirse en predicador no funcionó, Van Gogh, que había dibujado a mineros y campesinos locales mientras vivía en Bélgica, decidió en 1880 centrarse en el arte. En 1881, el holandés, que fue principalmente un artista autodidacta, regresó a Holanda, donde se dedicó al dibujo y la pintura. Su hermano menor, Theo, un comerciante de arte, lo ayudó económica y emocionalmente.

En 1886, Van Gogh se fue a vivir con Theo a París, y sus dos años en la capital francesa resultaron fundamentales. Estuvo expuesto al trabajo de artistas impresionistas y neoimpresionistas y comenzó a utilizar una paleta más clara y brillante y a experimentar con técnicas de pincelada. Pasó sus dos últimos años en el sur de Francia, donde pintó varios de sus cuadros más conocidos.

En el momento de su muerte en 1890, Van Gogh había comenzado a obtener elogios de la crítica. Sin embargo, durante su década de carrera vendió sólo un puñado de las más de 850 pinturas y casi 1.300 obras en papel que había creado. En 1990, un siglo después de pintarlo, el “Retrato del Dr. Gachet” de Van Gogh se vendió. en una subasta por una cifra récord de 82,5 millones de dólares. El precio, ajustado a la inflación, sigue siendo uno de los más altos jamás pagados por una pintura.

3. Los estudiosos han cuestionado si se cortó la oreja.

En febrero de 1888, después de pasar dos años en París, van Gogh se mudó a la ciudad de Arles, en el sur de Francia, donde esperaba formar una comunidad de artistas. Invitó al pintor Paul Gauguin, a quien había conocido en París, a vivir con él. Después de que Theo van Gogh esencialmente sobornara a Gauguin para que se convirtiera en el compañero de casa de su hermano, el artista nacido en Francia (cuyo trabajo, como el de Vincent, aún no había recibido elogios generalizados) llegó a Arles en el otoño de 1888. Van Gogh y Gauguin inicialmente se llevaron bien, pero eventualmente su relación se agrió.

La noche del 23 de diciembre de 1888, los dos hombres discutieron y Gauguin abandonó su casa. Van Gogh, armado con una navaja, siguió a su colega artista a la calle; sin embargo, en lugar de atacarlo, el holandés regresó a casa, le cortó parte de la oreja izquierda, la envolvió en periódico y se la dio a una prostituta. Esta es la versión común de lo que pasó; sin embargo, en 2009 dos académicos alemanes publicaron un libro en el que argumentaban que Gauguin, un talentoso esgrimista, cortó una porción de la oreja de Van Gogh con un sable durante una disputa. Según esta teoría, Van Gogh, que no quería perder la amistad, accedió a encubrir la verdad sobre el incidente para evitar que Gauguin fuera a la cárcel.

4. Produjo algunas de sus pinturas más famosas mientras estaba en un manicomio.

En mayo de 1889, Van Gogh, que había experimentado episodios de mala salud mental en los meses anteriores, ingresó en Saint Paul de Mausole, un hospital psiquiátrico ubicado en un antiguo monasterio en la ciudad de Saint-Rémy-de-Provence, en el sur. Francia. Aunque en ese momento al pintor le diagnosticaron epilepsia, desde entonces los investigadores han sugerido una serie de diagnósticos alternativos, incluido el trastorno bipolar, el alcoholismo y la porfiria aguda intermitente, un trastorno metabólico.

Cualquiera que sea la causa de sus problemas médicos, el tratamiento de Van Gogh en Saint Paul consistió principalmente en largos baños. Permaneció en el hospital durante un año, tiempo durante el cual pintó escenas de sus jardines y del campo circundante. Las más de 100 pinturas que produjo durante este período incluyen algunas de sus obras más famosas, como “La noche estrellada”, que fue adquirida por el Museo de Arte Moderno de la ciudad de Nueva York en 1941, y “Iris”, que fue comprada por un industrial australiano en 1987 por una suma entonces récord de 53,9 millones de dólares. Desde 1990, la pintura es propiedad del Museo J. Paul Getty, que la compró por una cantidad no revelada.

5. Nunca se casó ni tuvo hijos.

Van Gogh tuvo mala suerte en el amor. A principios de la década de 1880, cuando comenzaba como artista y vivía con sus padres en los Países Bajos, se enamoró de su prima viuda, Kee Vos-Stricker. Aunque ella lo rechazó, él no se rindió fácilmente, lo que provocó tensiones con sus padres, quienes tampoco estaban entusiasmados con su nueva elección de carrera. Luego, se involucró con una mujer llamada Sien Hoornik, una ex prostituta que le sirvió de modelo y también tenía hijos pequeños.

La familia de Van Gogh desaprobó a Hoornik y la relación finalmente terminó. Más tarde, mientras aún residía en Holanda, tuvo una relación con una vecina mayor, Margot Begemann, quien intentó suicidarse porque su familia se oponía al matrimonio. En París, Van Gogh se involucró con una modelo de artista y dueña de un café llamada Agostina Segatori, pero ese romance también se vino abajo.

6. Se ha especulado que su muerte no fue un suicidio.

La teoría sostenida desde hace mucho tiempo sobre la muerte de Van Gogh es que el 27 de julio de 1890 se pegó un tiro en el abdomen mientras pintaba en un campo de trigo en Auvers-sur-Oise, Francia, y luego caminó aproximadamente una milla de regreso a la posada donde estaba. se quedó y falleció allí dos días después.

Sin embargo, en una biografía de Van Gogh de 2011, sus respetados coautores ofrecieron una teoría alternativa: un adolescente que se sabía se había burlado de Van Gogh le disparó accidentalmente, pero el pintor solitario dijo que su herida se la había autoinfligido porque sintió que el adolescente (que posiblemente estaba acompañado por un hermano) lo estaba ayudando apretando el gatillo, poniendo así fin a la infelicidad de Van Gogh y asegurándose de que ya no fuera una carga financiera para Theo. Los autores afirmaron que su teoría estaba respaldada por una variedad de pruebas, incluido el hecho de que el arma, junto con los materiales de pintura que Van Gogh supuestamente llevó consigo al campo de trigo, nunca fueron encontrados.

Además, si Van Gogh se hubiera pegado un tiro, habría sido difícil para alguien en su condición llegar desde el campo de trigo hasta la posada, según los autores; Notaron que un hombre informó haber escuchado el disparo que no provenía del campo de trigo sino de una ubicación de __cp en Auvers, aproximadamente a media milla de la posada de Van Gogh, una distancia que habría sido más fácil de recorrer para el artista herido.

Sin embargo, al igual que con las teorías contradictorias sobre cómo Van Gogh perdió parte de su oreja, nadie puede probar definitivamente cómo murió.

7. La cuñada de Van Gogh jugó un papel en su fama póstuma.

En enero de 1891, seis meses después de la muerte de Van Gogh, su hermano Theo, que había contraído sífilis, murió a los 34 años en los Países Bajos. La viuda de Theo, Jo van Gogh-Bonger, heredó una gran colección de pinturas, dibujos y cartas de Vincent. Su misión fue ayudar a promover la obra de Van Gogh, en parte prestándola para varias exposiciones.

En 1914 publicó una colección de cartas escritas por Van Gogh, en un esfuerzo por contar la historia de su vida. Ese mismo año, trasladó los restos de Theo de los Países Bajos y los volvió a enterrar en Auvers-sur-Oise, Francia, donde fue enterrado Vincent. Después de la muerte de Jo, su único hijo con Theo, Vincent Willem van Gogh, heredó la obra de arte de su tío. y finalmente fundó el Museo Van Gogh, que abrió sus puertas en Ámsterdam en 1973.

7 de sus obras más relevantes

1. La noche estrellada (1889): Esta obra maestra es una de las pinturas más famosas de van Gogh. Muestra un cielo nocturno turbulento sobre un paisaje surrealista, con la característica pincelada tumultuosa y las vibrantes combinaciones de colores que son emblemáticas del estilo del artista.

2. Los girasoles (serie de cuadros, 1888-1889): Van Gogh pintó varias versiones de girasoles durante su estancia en Arlés, cada una con su propia expresión única de vitalidad y luminosidad. Estas pinturas son consideradas como algunas de las más icónicas de van Gogh y ejemplifican su capacidad para capturar la belleza de la naturaleza con un enfoque expresionista.

‘Los girasoles’, de Van Gogh NATIONAL GALLERY

3. La habitación de Arlés (1888): Este cuadro representa el dormitorio de van Gogh en la Casa Amarilla en Arlés, Francia. Es una de las obras más conocidas del período de van Gogh en el sur de Francia y refleja su fascinación por los interiores domésticos, así como su búsqueda de la armonía y la tranquilidad a través del arte.

4. Los comedores de patatas (1885): Esta pintura temprana muestra a campesinos sentados alrededor de una mesa comiendo patatas. Es una de las primeras obras importantes de van Gogh y refleja su interés por representar la vida de la clase trabajadora con sinceridad y empatía.

5. Campo de trigo con cipreses (1889): Esta pintura captura un campo de trigo ondulante bajo un cielo azul y una fila de cipreses. Es una de las muchas obras de van Gogh que exploran la belleza y el simbolismo de la naturaleza, así como su conexión espiritual con el mundo que lo rodea.

6. Autorretrato con oreja cortada (1889): Este autorretrato es uno de los más conocidos de van Gogh y representa al artista con una venda en la oreja después de haberse autolesionado. Es una obra conmovedora que revela la lucha interna y la angustia emocional que van Gogh experimentaba en ese momento de su vida.

7. La siesta (1889): Esta pintura retrata a campesinos descansando en un campo bajo el sol del mediodía. Es una obra que transmite una sensación de serenidad y tranquilidad, pero también refleja la intensidad emocional y la profundidad psicológica que caracteriza el trabajo de van Gogh.

Deja una respuesta

Entrada siguiente

A nuevos mercados internacionales llegan los empresarios gracias al programa Antenas Comerciales de la Cámara de Comercio de Manizales por Caldas

Vie Mar 15 , 2024
Share on Facebook Tweet it Email La Cámara de Comercio de Manizales por Caldas (CCMPC), a través de su programa “Antenas Comerciales Nacionales e Internacionales”, busca el desarrollo de estrategias que le permitan a los empresarios la generación de nuevos clientes, el posicionamiento de la marca, la consolidación y diversificación […]
A nuevos mercados internacionales llegan los empresarios gracias al programa Antenas Comerciales de la Cámara de Comercio de Manizales por Caldas

Puede que te guste

Últimas noticias