Crónica: “La esquina donde siempre hay basura 2 o de la historia de Poncio y la Asamblea Permanente de la Galería”

Ayer me llegó por redes sociales este informe de Ariel Torres Castaño, “Última hora. Exigen respuestas del alcalde de Manizales desde la galería plaza de mercado” donde le dice al burgomaestre: “usted no puede pasar por encima de la gente”. Aún recuerdo, de manera jocosa, cuando él jugaba baloncesto en colegio.

Retornando al problema del basurero de la esquina, esta mañana después de la acostumbrada cuota inicial de la escobita del sector, vi cuando el llamado “recuperador ambiental” traía más basura y luego pasó a orinar contra la fachada de la casa de enfrente, cuando no es en la cabina de teléfonos o hacer sus necesidades en una bolsa.

El jueves había publicado las obras de recuperación de la malla vial de emprendidas en algunos sectores de la ciudad, cuando ayer, por sorpresa sentí el sonido de una patilladora o demoledora de pavimentos, me asomé y en la esquina de la carrera de la 26 con calle 21 estaban rompiendo el pavimento; casi publico una crónica de felicitación a la alcaldía por haber incluido este sector abandonado por todas las administraciones. Llevo 50 años viviendo en esta casa y nunca han hecho la intervención de la carrera 26, cuando estábamos pequeños rompieron para meter los tubos del “plan maestro del acueducto” y solo taparon los rotos con concreto. Nunca hemos tenido el privilegio de la reposición del acueducto y el alcantarillado como si ha sucedido con la calle 20 entre carreras 26 y 25. Regresando a esa quimera, solo era un equipo de Aguas de Manizales organizando una acometida de alcantarillado de una casa. Vana ilusión, vana ilusión y como querer agarrar el viento. Mejor dicho nos dieron agua molida y viento raspado.

Se declaran en Asamblea Permanente comerciantes de la Galería de Manizales

Después de salir de un evento en el Club Manizales, me encontré con Poncio, él estudió en el colegio, no se graduó con nosotros. Estaba ofendido con el Alcalde, ahora por diversas situaciones de la vida es uno de los que ocupan o invaden el espacio público en la carrera 23. Me dice: “Yo si estoy muy arrugado, más que mi papá” y después empieza a contarme todas las promesas de campaña, “aquí le tuve un letrero”, y después que ganó, un día vino y quiso seguir de largo sin saludarme, le dije al “Ninja” y volvieron a prometer que en este sitio me iban a dejar conseguir el rebusque, después me puso en vueltas, ese lagañoso que me lo encontraba en el parque de los enamorados solo cuando me cogía la tarde, todo dormido y lleno de lagañas. Realmente estaba indignado el amigo “Poncio”. ¿Qué puede uno decirle para mitigar esa incertidumbre?

Continúa el periodista Ariel Torres diciendo “no podemos atropellar a los ciudadanos psicológicamente sin saber lo que se viene… le recuerdo que usted en diferentes momentos lo ha dicho públicamente, no voy a golpear al ciudadano manizaleño, voy a darme al diálogo…” Muy interesante resultó el vídeo publicado en Youtube, como fue en la primera Alcaldía potenciado para esta segunda. El gobierno de la calle es una acción populista y demagoga cuando lo que se da es lo que se lleva en el corazón. Repartir al mejor modo de la politiquería antigua “kits escolares donados por los bancos”; cuando era niño los que estaban en campaña repartían: lápices y cuadernos, becas, tejas y mercados. Creo que no se puede hacer el de la vista gorda con los problemas reales que heredó, PTAR, Manizales Más, Bulevar de la 19, deterioro de la malla vial. Sólo de conseguir títulos honoríficos para la ciudad no da cuenta de un buen gobierno.

¿Y dónde está el Alcalde?

Continúa Ariel haciendo la pregunta en la rueda de prensa a la que fue citado, ¿y dónde está el Alcalde? por qué no se ha pronunciado en ese sentido. Pero sale un bulo o una noticia falsa de dos agentes de tránsito tomando cerveza con el uniforme e inmediatamente sacan el comunicado de prensa donde dicen que emprenderán acciones legales e instauraran las correspondientes denuncias penales. Hace un tiempo, antes del informe de los 100 días, en laveintitres salió un artículo muy interesante “Habrá libro blanco en Manizales” donde empieza con: “Lo menos que pueden esperar los ciudadanos es que si los nuevos gobernantes encuentran situaciones irregulares, las denuncien como es su deber, ante las autoridades competentes para que definan las responsabilidades correspondientes.  Porque de nada sirve hacerlo buscando titulares en medios de comunicación, máxime cuando además los organismos de control, cooptados en su gran mayoría por el poder político, no asumen hoy en día una investigación de oficio, a menos que se vislumbre un escándalo evidente y extremo“. Las negritas son mías.

Ah, la danza eterna de la política local, donde las promesas se desvanecen más rápido que un rayo en el cielo despejado. El alcalde, ese maestro del arte de la desaparición selectiva, parece estar más preocupado por salvar su imagen que por arreglar los problemas que verdaderamente afectan a los ciudadanos. Mientras tanto, los comerciantes de la Galería de Manizales están en asamblea permanente, quizás buscando una respuesta que nunca llegará, mientras el alcalde juega al escondite en algún rincón de la ciudad. ¿Y dónde está el alcalde, preguntan? Tal vez deberíamos buscarlo entre los escombros de las promesas rotas y las ilusiones desmoronadas de Poncio.

Deja una respuesta

Entrada siguiente

Free Mom Hugs: la organización que difunde el amor de los padres en toda la comunidad LGBTQ+

Sáb Jun 1 , 2024
Share on Facebook Tweet it Email El amor de un padre es único en su clase: fuerte, incondicional y tema de innumerables libros, poemas y películas. Desafortunadamente, muchas personas dentro de la comunidad LGBTQ+ luchan por encontrar la aceptación de sus padres o familiares directos, que es exactamente donde entra en […]

Puede que te guste

Últimas noticias