Profesores de tiempo completo y medio tiempo regresan a la UManizales a partir del 1 de septiembre

Manizales, viernes 20 de agosto de 2021. Dentro del proceso de retorno gradual a la presencialidad que adelanta la Universidad de Manizales, se programó que a partir del miércoles 1 de septiembre los 178 profesores vinculados con contratos de medio tiempo y tiempo completo regresen al campus de la institución a reanudar sus jornadas laborales de manera presencial.

Esta medida se suma al regreso al trabajo presencial de todo el personal administrativo, que viene laborando en sus oficinas desde este mes en jornada completa, sin alternancias ni rotaciones.

Con relación a los estudiantes, durante este semestre se ha aumentado la oferta de cursos presenciales y la meta es seguir incrementándolas. No obstante, el regreso de los profesores a su jornada laboral en la Universidad no implica que todos ellos empiecen a ofrecer sus clases de manera presencial porque es necesario coordinar los horarios para que en una misma jornada (mañana, tarde o noche) el estudiante no tenga que tomar clases presenciales y mediadas por tecnologías, sino que las clases en una u otra metodología se concentren en bloques.

“Sabemos que la inmensa mayoría de profesores está en condiciones de regresar a laborar a la universidad y que la institución cuenta con protocolos de bioseguridad para cuidarnos a todos. Si un docente considera que por su historia clínica es mejor quedarse en casa, lo invitamos a dialogar con el respectivo director de programa para revisar la situación, porque la idea es que todos nos sintamos tranquilos”, explicó el rector de la Universidad de Manizales, Duván Emilio Ramírez Ospina.

La capacidad instalada de la Universidad de Manizales permitiría albergar simultáneamente a 6.685 personas en cada jornada, manteniendo el distanciamiento de 1 metro en las aulas de clase. No obstante, la institución planea trabajar con un aforo máximo de 2.902, que equivale al 43% de su capacidad. Esto para no sobrepasar el Índice de Resiliencia Epidemiológica Municipal (IREM) que se ubica en el 50% teniendo en cuenta variables como las coberturas de vacunación contra el covid-19, la prevalencia de la enfermedad y la capacidad del sistema de salud de la ciudad.

Dentro de las inversiones realizadas por la Universidad de Manizales como respuesta a la pandemia se ubicaron sensores de identificación biométrica en todos los ingresos, que permiten registrar quién ingresa, su temperatura y si usa tapabocas. Con esta información es posible controlar el aforo total de la universidad en tiempo real en cualquier momento y de esta manera evitar la sobreocupación.

Por webmaster

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.