El Club de Periodistas te invita al conversatorio con Antonio Pardo García,

Periodista radial con cerca de siete décadas de experiencia. Participó en la trasmisión sobre el asesinato de Kennedy y de la llegada del hombre a la luna, entre otros acontecimientos.

Conéctate por Facebook:

https://www.facebook.com/clubperiodistasmz

Antonio Pardo García: director de directores

Empezó su carrera como periodista a la edad de 16 años cuando atraído por un curso de morse ingresó a la oficina de la agencia Associated Press contratado por su gran agilidad para la escritura.

En 1952, el entonces director y propietario del periódico El País, lo llamó para trabajar como reportero de la ciudad. En ese periodo viaja a Bogotá guiado por Gilberto Alzate Avendaño quien lo conduce por cargos como reportero, jefe de información, diagramador y titulador en el Diario de Colombia.

Sin llevar un solo año en el cargo recibe la llamada del director de La República como entrevista estrella del momento. Su facilidad para escribir las entradas de las historias lo llevó a ser conocido con el nombre de ‘mister lead’.

A finales de 1955 es nombrado reportero del año y es entonces cuando Fernando Londoño Henao decide llevárselo a Caracol donde iniciaría su era en la radio colombiana.

En los 20 años que trabajó en esta cadena radial – tuvo dos etapas de 10 años cada una – fundó todo el Sistema Informativo, Última hora, Cinco Reporteros, Adiós Domingo, el Personaje de la Semana y cerca de 20 programas de información y entretenimiento. Ideó entonces un noticiero que tuviera información política, pero que no fuera político sino independiente y que sonará también los fines de semana cuando los radioperiódicos dejaban de emitir.

En 1966 dio el paso a Todelar donde dirigió transmisiones históricas como la recepción al Papa Pablo VI, los juego Panamericanos de Cali, la llegada del hombre a la Luna en directo desde Houston (EE. UU.) y el ataque terrorista fedayín en Múnich, Alemania. En su estrategia reunió a voces de la radio como Édgar Perea, Pastor Londoño, Jaime Ortiz Alvear, Carlos Escobar y Jorge Eliécer Campuzano.

En este periodo cambió por completo la percepción del noticiero del medio día como el de mayor relevancia y le dio toda la fuerza a la primera emisión reorganizando los horarios a partir de las 6 de la mañana.

La celebración de la Semana Santa fue otra de sus medidas revolucionarias a cambiar los acostumbrados sermones acompañados de música clásica por temas de tango y otros géneros musicales.

También abandonó por completo la práctica de leer radioperiódicos enviando a todos los periodistas a la calle. Estos cambios llevarían en ese momento a Todelar al primer lugar de sintonía, por encima de Caracol y RCN.

En 1974 regresa a Caracol con el objetivo de reorganizar la parrilla de programación y la parte deportiva. Cinco años más adelante formaría junto a Yamid Amad la llave que daría impulso a 6 AM – 9 AM, espacio al que también estarían invitados Alfonso Castellanos y Julio Nieto Bernal (Padre de Andrés Nieto Molina, periodista de La Señal de la Mañana).

Su formula de dos o más directores hablando al aire y corresponsales en diversas partes del mundo conquistó la radio. Pasó de leer las noticias a llamar a sus protagonistas; añadió análisis y opinión, y pasó el resumen noticioso leído para cada hora.
En 1984 termina su segunda etapa en Caracol; pasa un año fugaz en Todelar e ingresa a RCN Radio.

Como gerente nacional de producción y programación impulsó la gran campaña nacionalista que lo llevó a transmitir todas las ferias y fiestas del país y crear espacios como los 100 años del bolero, la persona más vieja de Colombia y el Informativo Solar.

Su extraordinaria carrera le permitió en el 2013 ser honrado por el Círculo de Periodistas de Bogotá (CPB) con el Premio a una vida en la radio.

Periodistas como Juan Gossaín resaltan de Antonio Pardo García su afinidad con los periodistas jóvenes de su época y su brillante paciencia para enseñarles los gajes del oficio.

En marzo de es mismo año lanza “Una apuesta por el periodismo”, un libro donde recoge varios episodios de la historia de la radio y lanza un llamado de atención sobre los principales errores en el ejercicio del periodismo.

Los recuerdos de sus periplos periodisticos se conservan en lo que él llama la “vanidoteca”, un cuarto de su casa que se trasforma en museo de la radio y que nació gracias a su esposa, la también periodista, Miriam Rojas Uribe.

Antonio Pardo García es historia viva de la radio, un maestro para las nuevas generaciones y un revolucionario de los micrófonos.

Artículo tomado de Radio Nacional 27 de Agosto de 2021

Por webmaster

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.