Solidaridad y Esperanza, útiles para un nuevo comienzo

POLICÍA NACIONAL TRANSFORMA VIDAS EN ARBOLEDA, CALDAS

En el corazón del corregimiento de Arboleda, Caldas, un acto de generosidad ha cambiado la vida de una familia necesitada. La Policía Nacional, en una muestra de solidaridad y compromiso con la comunidad, llevó a cabo una emotiva iniciativa que devolvió la esperanza a la familia Granada.

Solidaridad y Esperanza, útiles para un nuevo comienzo

Caldas. La historia de la familia Granada, compuesta por la abuela Luz Mary y sus dos nietos de 3 y 7 años, es una de resiliencia y búsqueda de un futuro mejor. Procedentes de Medellín, llegaron a Arboleda hace apenas 20 días, con la ilusión de encontrar nuevas oportunidades. Sin embargo, se enfrentaron a un obstáculo significativo: la imposibilidad de costear los útiles escolares y uniformes necesarios para que Nicolle y Julián pudieran asistir a la escuela.

La situación de la familia llegó a oídos de los uniformados de la Policía Nacional en Arboleda, quienes, conmovidos por la difícil realidad de los Granada, decidieron actuar. Organizaron una colecta interna, demostrando que su compromiso con la comunidad va más allá de sus deberes cotidianos. Gracias a la generosidad y espíritu comunitario de los policías, lograron reunir los recursos suficientes para adquirir dos kits escolares completos, incluyendo cuadernos, lápices, colores, sacapuntas, plastilina y uniformes escolares.

Coronel Liliana Andrea Jiménez Falla, Comandante de la Policía de Caldas

La entrega de estos materiales se realizó en una ceremonia sencilla pero profundamente emotiva en la casa de la familia Granada. Los rostros de Nicolle y Julián se iluminaron al recibir sus nuevos útiles escolares, mientras que la abuela Luz Mary, visiblemente emocionada, expresó su profundo agradecimiento. Este gesto no solo alivia una carga económica significativa, sino que también renueva sus esperanzas y fortalece su determinación de seguir adelante.

El Subcomandante de la Estación de Policía de Arboleda, el Subintendente Jorge Luis Rueda, destacó: “Estamos aquí no solo para proteger y servir, sino también para apoyar y fortalecer nuestra comunidad. Sabemos que la educación es fundamental para el desarrollo de nuestros jóvenes y estamos comprometidos a ayudar en lo que podamos para que ningún niño se quede atrás por falta de recursos.”

La solidaridad y el compromiso de los uniformados de la Policía en Arboleda han sido ejemplares. Su trabajo incansable y su disposición para ayudar han demostrado que, juntos, podemos superar cualquier desafío. La Policía Nacional en Caldas continuará trabajando de manera proactiva y colaborativa con las comunidades para crear un entorno seguro y solidario para todos los caldenses.

En tiempos de dificultades, la solidaridad puede marcar la diferencia. Hoy, gracias a los héroes de uniforme en Arboleda, dos jóvenes tienen una nueva oportunidad para soñar con un futuro mejor.

Deja una respuesta

Entrada siguiente

La inocuidad es el camino hacia la Seguridad Alimentaria: celebrando el día mundial de la Inocuidad Alimentaria

Vie Jun 7 , 2024
“La inocuidad de los alimentos es un asunto de todos” es el eslogan del Día Mundial de la Inocuidad de los Alimentos e insta a la responsabilidad de cada uno de nosotros para preservar los alimentos inocuos a lo largo de la cadena de suministro, desde el campo a la […]
El camino hacia la Seguridad Alimentaria: celebrando el día mundial de la Inocuidad Alimentaria

Puede que te guste

Últimas noticias