Pastelería La Suiza 1958
Pastelería La Suiza 1958
Pastelería La Suiza 1958

En el año de 1952  los suizos Alfredo Wetzel y Antonio Schlanser  abren las puertas de  la pastelería La Suiza en Manizales, en un sobrio y agradable lugar, donde los manizaleños comenzaron a endulzar la vida con sus pasteles y productos de hojaldre, acompañados de un delicioso café, un chocolate o un té.  Desde ese momento los suizos dedicaron toda su sabiduría y experiencia a supervisar la calidad de los productos que ofrecían en aquel local ubicado a un costado del Banco de la República, vale la pena resaltar que durante este año nace la escuela de Policía de Caldas “Alejandro Gutierrez.” Tras la histórica acogida que tuvo en la ciudad dicha Pastelería, se fue convirtiendo en un lugar tradicional donde se reunían los manizaleños a tertuliar, motivo por el que fue trasladada a un local de mayor tamaño ubicado en la carrera 23 entre calles 27 y 28. En el año de 1961 la pastelería pasó a manos del suizo Oscar Schmid, quien gestionó su nueva imagen como salón de té,  abriendo sus puertas en la carrera 23 entre calles 27 y 28, donde permanece aún.  Finalizando la década del 60, su propietario vende la pastelería a los señores Max Jourdan y Rodolfo Lendi, desde este instante La Suiza tuvo un importante crecimiento debido al amplio conocimiento en pastelería y repostería de estos ciudadanos suizos. Convirtiéndose además en punto de convergencia para los jóvenes estudiantes, de diferentes colegios de la ciudad, escritores, poetas, académicos, ejecutivos, entre otros gremios, haciendo de este salón un sitio especialmente concurrido.

Esta tradicional empresa, que cuenta con más de seis décadas ininterrumpidas de servicio deleitando los paladares es deudora en gran parte del esmero, la perseverancia y el amor con que todo su equipo de trabajo se ha preocupado por mantener y garantizar la calidad.  Qué bueno que aprendamos de estas experiencias exitosas, porque muchos sitios de tradición que ha tenido Manizales se han clausurado por mala administración, por la mala atención y peor aún por la pérdida de calidad en los productos.

¡Que rico una milhoja con café oscuro!

Para más información puede visitar La Suiza

Por webmaster

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.