abril 11, 2021

mi Manizales del alma!

Creo en ti mi Manizales…

Vestuario

El simbolismo del vestuario es un tema fundamental en estudio, ya que la perspectiva de la antropología cultural permite profundizar la forma y a los matices importantes en los vestuarios; en el proceso se ha establecido originariamente, la vestimenta típica de las danzas

El traje típico del hombre Caldense, tiene como elementos que lo distinguen: el pantalón de dril, camisa blanca muy bien planchada, sombrero blanco aguadero, el carriel y la ruana; antiguamente usaba las alpargatas o quimbas. En algunos casos, principalmente los arrieros, usan la mulera y el poncho. El traje típico Caldense es el mismo antioqueño, muy similar al que utilizó el colonizador en el siglo XIX.

El traje típico de Caldas es el vestido de arriero. Los accesorios que lo representan son: alpargatas, sombrero, poncho, carriel, machete. El traje típico de la mujer es el de la chapolera o recolectora de café. Consiste en falda larga estampada de colores y motivos alegres, blusa de manga larga con escote en la parte de la espalda y del pecho.


Vestimenta


El sombrero, de caña o paja, como en la época española, es de uso general. El sombrero de fieltro, para ambos sexos, ha desplazado al jipi, importado del Ecuador. Los chibchas al servicio de los españoles adoptaron las camisas con mangas y se cortaron los cabellos. La vestimenta de los campesinos de nuestro tiempo es como la usada en el s. XVIII: faldas tableadas en las mujeres, alpargatas y sombrero.


En las zonas menos cálidas el vestido español permitía protegerse mejor que las liquiras (faldas) de las nativas y las túnicas de los hombres. No obstante, muchos chibchas no se cubrían el pecho y usaban chircates (mantas), ajustadas a la cintura con chumbes (faja ancha).


Del poncho se cree que deriva la ruana (poncho corto), aunque hay quien piensa que ésta es una adaptación de las mantas chibchas. Se cree que el poncho lo introdujeron los quechuas yanaconas (indios al servicio de los españoles). Es rectangular, con agujero en el centro para la cabeza, y llega más abajo de las rodillas. El poncho quechua se obtenía cosiendo los huecos laterales de los oncos o camisas que llegaban hasta el suelo. La adaptación colombiana del onco quechua es el bayetón, prenda distinguida usada por los campesinos de posición y sustituida por la ruana en las faenas, que llega a nuestros días. La pampanilla o guayuco es un taparrabo de la costa del Pacífico, ceñido a la cintura mediante una cuerda llamada verijera. Otro tipo de pantalón es el overol, con cremallera en la parte inferior de las piernas.


El vestido era antes muy característico: ningún calzado, pantalón de paño o dril, según la categoría económica, camisa blanca muy bien aplanchada, ruana de lana o algodón, de la mejor calidad que podía obtenerse y sombrero de suaza, de “jipijapa”. Debajo de la ruana, y llevado al sesgo del hombro izquierdo a la derecha de la cintura, un guarniel de piel de nutria completaba el ajuar del aldeano y del campesino. Ahora se ha difundido la moda europea y ya la descrita indumentaria va siendo relegada como de montañeses, montañeros o montunos, a las clases más humildes.

Investigación Realizada por SINIC .