Judicializadas 10 personas señaladas de extorsionar y captar a sus victimas a través de redes sociales con falsas encomiendas.

  • Cuatro de las víctimas identificadas eran de Manizales y consignaron alrededor de $55 millones entre julio y agosto de 2020.
  • Las llamadas extorsivas se hacían desde tres cárceles del país.

Manizales (Caldas), 1 de marzo de 2021

Declaración del directora seccional de Caldas, Ángela María Bedoya, sobre desarticulación de una banda dedicada a la extorsión desde tres cárceles del país, engañándolas con falsas encomiendas enviadas desde el exterior.

Un despacho delegado ante el Gaula de la Fiscalía General de la Nación – Seccional Caldas, en conjunto con el Gaula de la Policía Nacional, logró la desarticulación de una red delincuencial dedicada a la extorsión. Diez personas fueron capturadas durante operativos simultáneos y judicializadas por los delitos de extorsión agravada, concierto para delinquir y enriquecimiento ilícito.

Por su parte, un juez de control de garantías de Bogotá impuso medida de aseguramiento intramuros a ocho de los procesados. En las audiencias preliminares, solo uno de los detenidos aceptó su responsabilidad en los hechos que se le atribuyeron.

[AUDIOS -INTERCEPTACIONES]
En estas interceptaciones quedó grabado de la manera cómo opera la red para reclamar el dinero consignado por las víctimas y cómo es que abren las cuentas bancarias. En el último audio (5), desde la cárcel los delincuentes explican cómo deben abordar a las víctimas y el acento que deben usar para desviar a las autoridades.

Se trata de Cindy Milena Cárdenas Obando, Juan David Bedoya Riaño, Brijid Yarima Correa Colón, Yeimi Ximena Lugo Rodríguez, Cristian Camilo Moreno Pinzón, Luz Dary Benavidez, Diana Marcela Aza Tarazona y Yurani Granados Ramírez, quienes fueron afectados con detención carcelaria. Por su parte, Lorena Estefanía Roa Roa, quien aceptó cargos, y Rossy Lorena Triana Caro quedaron con medida de aseguramiento domiciliaria.

La investigación que se adelanta, cumpliendo el Direccionamiento Estratégico 2020 – 2024 del Fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa Delgado, para contrarrestar los delitos que afectan la seguridad ciudadana y su patrimonio económico, permitió evidenciar que los hoy procesados al parecer engañaban a las víctimas con supuestas encomiendas y luego las extorsionaban.

De acuerdo con los elementos materiales probatorios recaudados durante seis meses, los integrantes de la banda delincuencial contactaban a las víctimas a través de una red social. Presuntamente se apropiaban de perfiles de usuarios colombianos que viven el exterior y se comunicaban con familiares y amigos de estos por mensajes de texto, haciéndose pasar por ellos. Después les decían que enviarían una encomienda por una de las aerolíneas internacionales que operan en el país para que les hicieran el favor de recibirla.

Desarticulada banda dedicada a la extorsión.

El fiscal dio a conocer que cuando la encomienda supuestamente llegaba, llamaban de nuevo a las víctimas y les indicaban que debían pagar un flete aproximado de $2.000.000, por el aparente sobrepeso del paquete. Así, las víctimas contactaban a su familiar en el exterior, pero bajo el falso perfil (que bloqueaba el real), un integrante de la red era quien les respondía como su contacto solicitándoles que le prestaran el dinero requerido, y les daba la instrucción de consignarlo en cuentas bancarias o a empresas de giros.

Posteriormente, incursionaban en las extorsiones, a través de una persona que se hacía pasar por oficial de la Policía que les decía a las víctimas (familiar o amigo) que había hallado moneda extranjera escondida en la encomienda, por lo que debían pagar un dinero con el fin de evitar su vinculación a un proceso penal por lavado de activos, cohecho y enriquecimiento ilícito, con penas entre 4 y 8 años de prisión.

En la conversación le advertían que, si cancelaba otro monto, le ayudarían a desviar la investigación. Según lo establecido, las exigencias habrían ascendido hasta $70.000.000.

Los investigadores igualmente determinaron que las víctimas comenzaban a realizar consignaciones con el dinero que iban consiguiendo, incluso con préstamos en la modalidad gota a gota.

Con las pruebas presentadas se pudo evidenciar que las llamadas a las víctimas las hacían desde las cárceles La Modelo y La Picota en Bogotá, y la de Cómbita en Boyacá.

De igual manera se estableció que Cindy Milena Cárdenas Obando, compañera sentimental de Juan David Bedoya Riaño, quien estuvo detenido hasta el 4 de mayo en una cárcel en Bogotá, al parecer era la encargada de reclutar a la gente en la capital del país para que recibiera las consignaciones.

Según lo expuesto en las audiencias, las interceptaciones obtenidas demuestran que estas personas que recibían los giros sabían de dónde provenía el dinero que les estaban depositando, y que no solo prestaban sus cédulas o sus cuentas para las consignaciones.

Durante el año 2020 se registraron denuncias contra esta estructura en otras ciudades del país por hechos similares, las cuales suman alrededor de $350.000.000.

La Fiscalía General de la Nación habla con resultados.

Caldas_falsa-encomienda-y-extorsion_010321