Frases de 14 santos y beatos que aumentarán tu devoción a San José

"La coronación de San José" de Francisco de Zurbarán. Crédito: Dominio Público.

Joseph Pronechen, escritor católico y autor del libro Fruits of Fatima – Century of Signs and Wonders, recordó en el National Catholic Register algunas de las frases con las que los santos han expresado su devoción a San José a través de los siglos.

“Con San José, me viene a la mente la vieja perogrullada: ‘Las acciones hablan más que las palabras’”, dijo Pronechen. Los santos “lo saben de primera mano y nos muestran cómo nosotros también podemos tener el mismo vínculo de amistad y compañerismo” con el padre adoptivo de Cristo, agregó.

A continuación, presentamos las frases de 14 santos y beatos sobre San José:

Santa Teresa de Ávila

La santa española fue la religiosa que reformó el Carmelo en el siglo XVI, fundó la Orden de las Carmelitas Descalzas, y fue declarada Doctora de la Iglesia. Se caracterizaba por su sencillez, prudencia, amabilidad y caridad.

Santa Teresa tenía una profunda vida de oración y era tan devota de San José que le puso su nombre a todos sus monasterios y nos dejó una serie de frases que nos enseñan el amor y las gracias que recibió por intercesión de San José.

“Tomé por mi abogado y señor al glorioso San José y me encomendé sinceramente a él; y descubrí que este mi padre y señor me libró tanto de este problema como de otros problemas mayores relacionados con mi honor y la pérdida de mi alma, y ​​que me dio mayores bendiciones de las que podía pedirle”.

“No sé cómo alguien puede pensar en la Reina de los Ángeles, durante el tiempo que ella sufrió tanto con el Niño Jesús, sin agradecer a San José por la forma en que los ayudó”.

“A otros santos el Señor parece haberles dado la gracia para socorrernos en algunas de nuestras necesidades, pero de este santo glorioso mi experiencia es que nos socorre en todos ellos y que el Señor desea enseñarnos que como Él mismo estaba sujeto a él en la tierra (porque, siendo Su guardián y siendo llamado Su padre, él podría mandarle), de la misma manera en el Cielo Él todavía hace todo lo que pide. Esta ha sido también la experiencia de otras personas a las que he aconsejado que se encomienden a él; e incluso hoy en día hay muchos que le tienen una gran devoción por haber experimentado nuevamente esta verdad”.

“No recuerdo ni siquiera ahora que le haya pedido algo que él no me haya concedido. Estoy asombrada de los grandes favores que Dios me ha concedido a través de este venerable santo, y de los peligros de los que me ha liberado, tanto en cuerpo como en alma”.

“Desde hace unos años, creo, le he hecho alguna petición cada año en su fiesta, y siempre me la ha concedido. Si mi petición está mal dirigida de alguna manera, él la dirige correctamente para mi mayor bien”.

“Ojalá pudiera persuadir a todos para que se dediquen a este glorioso santo, porque tengo una gran experiencia de las bendiciones que puede obtener de Dios. Nunca he conocido a nadie que se dedique verdaderamente a él y le preste servicios particulares que no hayan avanzado notablemente en virtud, porque él brinda una ayuda muy real a las almas que se encomiendan a él”.

“Solo ruego, por el amor de Dios, que el que no me crea ponga a prueba lo que digo, y verá por experiencia las grandes ventajas que se derivan de encomendarse a este glorioso patriarca y de tener devoción por él”.

San Bernardino de Siena

El santo italiano fue un predicador y misionero franciscano que nació a finales del siglo XII y cuyos sermones sirvieron de modelos para muchos oradores en los siglos siguientes. Él alguna vez dijo que “San José era la imagen viva de su Esposa Virgen; se parecían entre sí como dos perlas”.

Santo Tomás de Aquino

El santo italiano, sacerdote y Doctor de la Iglesia, es reconocido por sentar las bases de lo que hoy conocemos como Teología y su obra más famosa es Summa Teológica.

Él dijo: “Hay muchos santos a quienes Dios ha dado el poder para ayudarnos en las necesidades de la vida, pero el poder que se le ha dado a San José es ilimitado: se extiende a todas nuestras necesidades, y todos aquellos que lo invocan con confianza están seguros de ser escuchados”.

San Francisco de Sales

Este santo fue un sacerdote conocido por su amabilidad y por luchar varios años de su vida para dominar su ira y lograr la conversión de muchos. El hoy Doctor de la Iglesia dijo una vez: “Nada le será negado [a San José], ni por Nuestra Señora ni por su glorioso Hijo”.

San Alfonso de Ligorio

El famoso santo italiano del siglo XVIII, también Doctor de la Iglesia, es reconocido por sus escritos sobre moral y su gran devoción a María. Entre sus obras más famosas se encuentran “Las Glorias de María”. Alguna vez dijo que: “No hay duda al respecto: así como Jesucristo quiso estar sujeto a José en la tierra, así hace todo lo que el santo le pide en el Cielo”.

“El santo ejemplo de Jesucristo, quien, mientras estuvo en la tierra, honró tanto a San José y fue obediente a él durante su vida, debería ser suficiente para inflamar los corazones de todos con la devoción a este santo”.

San Pedro Julián Eymard

Este santo francés fue un sacerdote que fundó la Congregación del Santísimo Sacramento y es Doctor de la Iglesia. Él dijo una vez que “la devoción a San José es una de las gracias más selectas que Dios puede dar a un alma…Cuando Dios quiere elevar un alma a mayores alturas, la une a San José, dándole un fuerte amor por el santo bueno”.

Además, aconsejó lo siguiente: “Hazle [a San José] el patrón de tu familia, y pronto tendrás una prueba tangible de su mano protectora”.

San Pío de Pietrelcina

El fraile capuchino y sacerdote italiano, conocido como el Santo de los Estigmas, dijo: “San José, con el amor y la generosidad con que guardó a Jesús, así también guardará tu alma, y ​​como lo defendió de Herodes, así defenderá tu alma del Herodes más feroz: ¡el diablo! Todo el cariño que el Patriarca San José tiene por Jesús, lo tiene por ti y siempre te ayudará con su patrocinio. Él te librará de la persecución del malvado y orgulloso Herodes, y no permitirá que tu corazón se separe de Jesús. ¡Ite ad Ioseph! Acude a José con extrema confianza, porque yo, como Santa Teresa de Ávila, no recuerdo haberle pedido nada a san José sin haberlo obtenido de buena gana”.

Papa San Pío X

El santo de origen italiano fue elegido Papa en 1903 y fue conocido por centrar su pontificado en la promoción de la Eucaristía, al punto que animaba a recibir el Cuerpo de Cristo diariamente, si era posible. Él dijo: “Todo por Jesús, todo por María, todo a tu ejemplo, oh Patriarca, San José”.

Papa San Pablo VI

El santo italiano fue elegido Pontífice en 1963 y es conocido por defender la vida y la familia con su encíclica Humanae vitae. Dijo: “Alégrense, devotos siervos de San José, porque están cerca del paraíso; la escalera que conduce a ella tiene solo tres peldaños, Jesús, María y José”.

Santa María Magdalena de Pazzi

La santa italiana fue una religiosa carmelita mística del siglo XVI que experimentó los estigmas y sufrió de muchas tentaciones y dolores físicos, los que ofreció con paciencia por la salvación de las almas. Ella dijo: “Él [San José] siempre favorece con especial protección a aquellas almas que están inscritas bajo el estandarte de María”.

San Leonardo de Port Maurice

El santo fue un sacerdote franciscano considerado uno de los mejores predicadores de Italia, que estimaba mucho el rezo del Santo Vía Crucis. San Leonardo dijo: “Él [San José] es la prueba de que para ser un buen y genuino seguidor de Jesucristo, no se necesitan grandes cosas, basta con tener las virtudes comunes, simples y humanas, pero deben ser verdaderas y auténticas”.

Beato William Joseph Chaminade

El beato francés del siglo XVIII fue un misionero apostólico y predicador que por su grande vocación a la Virgen fundó institutos marianos. Dijo: “Un siervo de María tendrá una tierna devoción a San José, y con su piadoso homenaje de respeto y amor, se esforzará por merecer la protección de este gran santo”.

“Hazle [a San José] responsable de la protección de tu persona, él, que salvó la vida de su Salvador. Que él se haga cargo de tu salvación”.

Beata Boleslava Lament

La religiosa polaca nacida a mediados del siglo XIX fundó la Congregación de las Hermanas de la Sagrada Familia. La beata dijo: “Si es cierto que la Santísima Virgen es la guardiana de todas las gracias celestiales, que su amor por los elegidos es la fuente de su gloria y felicidad, cuál debe ser la gloria de San José, a quien tuvo que amar sobre todos los santos, así como una buena esposa debe amar a su esposo más que a todos los hombres”.

Beato Gabriele Allegra

El santo italiano fue un sacerdote franciscano y misionero en China, donde tradujo la primera versión completa de las Sagradas Escrituras en chino. El santo dijo: “Que él [San José] obtenga para nosotros la capacidad de Santo Domingo, San Vicente Ferrer y el Beato Alan de la Roche para promover el Rosario”.

Tomado de AciPrensa 19 de marzo de 2021 10:47am